Medicamentos para las alergias

Alergias

¿Qué son las alergias?

El término alergias procede del griego y significa reacción frente a lo extraño frente a lo otro, frente a lo diferente sustancias extrañas con las que el organismo está en contacto y que tiene que defenderse. Pueden penetrar a través del aparato respiratorio inhalándolas a través de los alimentos y entonces aparecen los síntomas en el aparato digestivo. También las podemos absorber a través de la piel o incluso llegar al interior a través de inyecciones o de picaduras de animales.

Los alérgenos son muy variados y van desde los que podemos encontrar en el medio ambiente como son los pólenes, los epitelios de los animales con los que convivimos, las esporas de los hongos hasta los alimentos que comemos o las cosas con las que habitualmente tenemos contacto como los cosméticos, tejidos, medicamentos, el látex, también picaduras de insectos, osea que realmente la variedad de alérgenos que pueden producir alergia es inmensa.

 Las alergias afectan a un 20 por ciento de la población mundial, es decir 1 de cada 5 va a tener una alergia. Esto no es que aumente de forma natural, sino es que cada vez se diagnostican mucho mejor las alergias, es decir antiguamente había gente que tenía los síntomas típicos de una alergia pues como son la rinitis, es decir ese moko o ese líquido continuo que sale por la nariz, la tos nocturna, ese carraspeo, esa sequedad de boca, la conjuntivitis y pues se ataban a diferentes enfermedades pues porque se fumaba mucho o porque había mucho polvo.

Hoy en día estas alergias se determinan mucho mejor con las diferentes pruebas alérgicas con lo cual parece que hay más pero realmente existen las mismas y están mucho mejor diagnosticadas y controladas, pero algunos de ustedes dirán: bueno es que en el campo yo conozco gente que tiene mucha menos alergia o en los países subdesarrollados hay menos alergias.

Realmente no es así, el problema es que en países subdesarrollados hay otras enfermedades que tienen muchísima más importancia, básicamente como son el hambre y las infecciones la mortalidad neonatal la mortalidad durante el parto que los países desarrollados están cubiertas con lo cual al ir disminuyendo esas otras parece que las enfermedades alérgicas tienen muchísima más prevalencia. Los cambios de vida, los contaminantes provocarán un aumento relativo de las alergias en los países occidentales, pero no hay unas diferencias claramente significativas entre unos casos y otros.

Causas de las alergias

Nuestro sistema inmunológico reacciona frente a unas partículas o sustancias llamadas alérgenos que comúnmente en nuestra vida cotidiana y que a priori no son malos lo único que ocurre es que nuestro sistema inmunitario los detecta como si fueran malos, como si fuesen bacterias dañinas para nuestro organismo.

Entonces hay una reacción inmunitaria desmedida frente a productos a partículas que existen de forma ordinaria en nuestra vida cotidiana y esto puede ser al primer contacto, es decir como ocurre en las alergias alimentarias en los niños donde al probar el huevo, los frutos secos desencadena una respuesta primaria y en ese momento empiezan a aparecer los síntomas típicos de una reacción alérgica aguda o puede producirse de una forma continuada, es decir vamos inhalando por ejemplo pelo de gato o el polvo los ácaros de forma continua.

También te puede interesar: El cáncer

 En un momento de nuestra vida y edad el sistema inmunológico de nuestro cuerpo decide que esa sustancia que estamos inhalando de forma continua ya no es rutinaria y la detecta como un daño y empieza a desarrollarse una reacción inmunitaria.

Síntomas por alergias

Las manifestaciones típicas de las alergias son la rinorrea, es decir el moqueo, el lloro, es decir esa conjuntivitis y esa tos persistente y repetitiva.  Esto es producido porque el alérgeno queda en las mucosas localizadas mientras lo inhalamos y nuestra respuesta inmune es decir nuestras defensas que viajan en nuestra sangre van a atacar esa zona se va a inflamar y se va a producir mucho más moco.

Pero hay otros síntomas como son el asma, que son los típicos pitos que se escuchan al respirar o los síntomas que se producen en las alergias alimentarias que pueden variar desde náuseas, vómitos y diarrea hasta en algunos casos shock anafiláctico, es decir el paciente se le cierra el pulmón, empieza a tener un problema respiratorio, se inflama de forma desmedida sus mucosas y constituye una urgencia médica.

Si es a nivel respiratorio aparecerán los síntomas de asma o de todos, si es a nivel de ojos tendremos la conjuntivitis típica alérgica a nivel de nariz, aparece la rinitis con los estornudos, los mocos, la huella a nivel digestivo cuando ingerimos un alimento al que tenemos alergia pues aparece todos los síntomas típicos de dolor, diarreas, vómitos además de síntomas generalmente también en la piel. También hay sustancias que pueden producir alergia directamente en contacto con nuestra piel, que son las dermatitis de contacto, las dermatitis laborales.

Tratamientos contra las alergias

No existe un remedio casero para combatir las alergias, el mejor remedio que hay es un un diagnóstico realizado por vuestro médico especialista. Además una vez que está hecho el diagnóstico y qué tipo de alergia tienes tendrán que emplear un tratamiento, el cual consiste en el uso fármacos.

Si eres alérgico al pelo de gato pues el mejor remedio es la prevención, mantener al animal alejado de tí o no tener animales. Si eres alérgico al polvo puedes  intentar extremar las medidas de higiene en tu domicilio. En caso de que seas alérgico a los alimentos, pues tendrás que tener claramente determinados qué tipo de alimentos puedes tomar y cuáles no.

Existen vacunas que previenen o disminuyen las alergias esto lo deberías consultar con vuestro médico especialista, es decir con el alergólogo, él determinará las pruebas diagnósticas necesarias para vuestro tipo de alergia y os dirá si en ese caso existe alguna vacuna eficaz o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *