Cómo bajar la presión arterial

Presión arterial

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la fuerza con que la sangre es bombeada a través de las arterias o venas. Si esta presión es elevada, podría ocasionar problemas en la salud. La forma de conocer su tensión arterial es midiéndola a través de un aparato llamado esfingomanómetro más conocido como tensiómetro.

Cada vez que el corazón late, la sangre es trasladada a todas las zonas del cuerpo. Esto sucede de 60 a 100 veces por minuto, las 24 horas del día. La sangre transporte consigo el oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo para que pueda funcionar.

La presión arterial frente y la frecuencia cardíaca

Ambas tienen una relación con el corazón, sin embargo son dos cosas distintas. La presión arterial es la fuerza con la que la sangre se desplaza por los vasos sanguíneos. Mientras que la frecuencia cardíaca es la cantidad de veces que el corazón late en 60 segundos. Si aumenta la frecuencia cardíaca no quiere decir que la tensión arterial vaya incrementar. 

Por qué aumenta la presión arterial

Su tensión arterial tiende a variar en algunos momentos. Estas variaciones dependerán de la actividad que se esté realizando. Por ejemplo cuando se practica ejercicio, la tensión arterial incrementa. Por el contrario cuando el cuerpo está en reposo, la presión arterial disminuye.
La tensión arterial tiende a variar por:
– La edad.
– Los medicamentos que toma.
– Los cambios de posición.

Por qué es importante controlar tensión arterial

Conocida también como hipertensión, esta no suele mostrar síntomas. Una presión arterial alta puede causas daños al corazón, los riñones y el cerebro.

La hipertensión es uno de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares. Sino es tratada a tiempo puede traer consecuencias como:
– Ataque isquémico transitorio (AIT).
– Un accidente cerebrovascular.
– Ataque cardíaco.
– Agrandamiento del corazón.
– Insuficiencia cardíaca.
– Enfermedad arterial periférica.
– Aneurismas.
– Enfermedad renal.
– Rotura de los vasos sanguíneos de los ojos.

Quiénes son más propensos a padecer hipertensión

Las personas que tienen mayor predisposición a padecerla son aquellas que:
– Presentan antecedentes familiares con presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares o diabetes.
– Cuya raza sea de color morena o negra.
– Personas mayores de 60 años.
– Presentan triglicéridos altos en sangre.
– Usan anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas).
– Tienen un grado de obesidad.
– Son diabetes.
– Usan productos de tabaco.
– No realizan ejercicios.
– Consumen excesos de sal.

También te puede interesar: ¿Cómo prevenir un infarto agudo de miocardio?

Cómo tomar la tensión arterial

Su médico de confianza debe practicarle periódicamente su presión arterial para descartar para saber si esta se encuentra alta . Si este es el caso, su especialista de pedirá la controle desde su casa con el uso de fármacos.

Es necesario realizar lecturas de presión arterial a la misma hora del día. Dos o tres lecturas por día son más que suficiente en un intervalo de 1 minuto. Una vez que se obtienen las dos o tres lecturas se saca una media para así tener una solo dato.

Consideraciones a tomar a la hora de tomar la presión arterial

– Espere 30 minutos para medirse la tensión arterial si acaba de fumar, hacer ejercicio o tomar una taza de café.
– Vaya al baño y orine hasta que su vejiga esté vacía.
– Súbase la manga para no poner el puño sobre la manga de la camisa.
– Siéntate durante al menos cinco minutos sin hablar.
– Siéntate recto con los pies apoyados en el suelo. No cruces las piernas.
– Apoye el brazo en una mesa delante de usted para que el brazo esté a la altura del corazón.

Cómo bajar la presión arterial alta

La hipertensión arterial es una de las causas más principales de enfermedades cardiovasculares. Sin el debido medicamento, pueden ocurrir problemas como isquémico transitorio (AIT) o un ictus, un paro cardíaco, hinchazón en el corazón, una insuficiencia cardíaca, una enfermedad vascular periférica (como mala circulación y dolor en las piernas), aneurismas, enfermedades en el riñón y rotura de los vasos anguíneos de los ojos. Parte de la medicación consiste en tomar algunas medidas relacionadas al estilo de vida como:

– Bajar de peso y/o mantener un peso corporal ideal
– Realizar ejercicios periódicamente
– Procure llevar una alimentación balanceada y saludable, baja en sal, grasa y colesterol, y con mucha fruta y verdura fresca. La dieta constituye un factor importante para controlar la presión arterial alta. La estrategia de nutrición del DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) y la ingesta controlada de sodio o sal de mesa facilitan el control de la tensión arterial.

Consulte a su especialista para que le elabore un plan de alimentación más adecuado. También puede seguir las siguientes recomendaciones:
– No excederse con las bebidas alcohólicas.
– Evite la ansiedad y enojo
– No consuma productos como el tabaco y la nicotina
– Procure mantener un estilo de vida saludable.

Medicamentos y cuidados de seguimiento:

– Tome los medicamentos  según lo indicado por su especialista. Evite descontinuar e iniciar el tratamiento sin consultar a su médico. Sino continua con el tratamiento indicado la tensión arterial podría volver a descontrolarse.

– Ciertos fármacos de venta libre, como los descongestionantes, podrían afectar el correcto funcionamiento de los medicamentos para tratar la presión arterial.

– Visite periódicamente a su especialista de confianza para mantener controlada la tensión arterial.

Cómo se mide la tensión arterial

Para tomar la presión arterial, su médico:
– Le pondrá un manguito especial en el contorno de su brazo.
– Luego procederá a llenar con aire el manguito ubicado alrededor de su brazo. Con esto se pretende obstaculizar brevemente el la circulación de la sangre. El manómetro debe llegar a los 200 mmHg.

– Posteriormente coloque el estetoscopio en el brazo y deje salir el aire del manguito mientras escucha los pulsos. Al desinflar el manguito, la aguja del manómetro a descender.
– Toma nota cuando escuches el primer pulso y anota el dato que marca en manómetro en ese momento. Ese será el dato de la presión sistólica.
– Finalmente toma el dato del último pulso que escuches y esa será la presión diastólica.

Tipos de presión arterial

Existen dos tipos de tensión arterial:
– La presión arterial sistólica: Esto sucede cuando el corazón bombea sangre a través de las venas.
– La presión arterial diastólica: Es cuando el corazón se encuentra en descanso.

La unidad de media de la lectura de la presión arterial es en milímetros de mercurio (mm Hg). Estas medidas comenzaron a usarse cuando los aparatos para medir la tensión arterial contenían mercurio.

Qué valores de presión arterial son normales

La presión arterial normal es de 120 sobre 80 milímetros de mercurio. Las personas que presenta lecturas por encima de estos valores podrían complicar aun más.

Cuáles son los síntomas de una presión arterial alta

Si presenta una presión arterial es igual o mayor de 180 sobre 120 es necesario que reciba atención médica de urgencia o sea trasladado al hospital lo antes posible. A esto se le conoce como una crisis hipertensiva.
Durante esta fase se pueden experimentar los siguientes síntomas:
– Falta de aire.
– Dolor en el pecho.
– Dificultad para ver o hablar.
– Dolor en la espalda.
– Debilidad o entumecimiento.
En los valores de presión arterial alta se pueden presentar dos estadios:
– La hipertensión en estadio 1 cuando el valor de la presión sistólica se encuentra entre 130 y 139 o entre 80 a 89.
– La hipertensión en estadio 2 es cuando el valor de la presión sistólica se encuentra entre 140 o más  y la diastólica mayor a 90 o más.

Cuáles son los valores de una presión arterial baja

Cuando los valores de presión arterial están por debajo de 90 sobre 60 quiere decir que la presión es baja. Para ciertas personas estos valores significa que esta normal, sin embargo para otras no hay suficiente presión de sangre que llegue a los órganos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *