Cómo eliminar las piedras en el riñón

Piedras en el riñón

Las piedras en el riñón son masas sólidas compuestas de pequeños cristales que se forman en el riñón cuando la persona consume ciertas sustancias. Estos pueden ser tan pequeños como el tamaño de un grano de arena y tan grandes como una pelota de golf. Pueden tener una forma alisa o irregulares y pueden presentarse solos o en grupos.

Causas de las piedras en el riñón

Los cálculos renales se produce por un desbalance que ocurre entre la cantidad de hidratación que tenemos y la cantidad de minerales que tenemos en la orina. Por lo tanto si un paciente no consume la cantidad de líquido adecuada estos minerales se van a cristalizar, se van agrupar entre ellos y van a formar esta concentración dura que va a formar finalmente el cálculo renal.

También la falta de una buena hidratación o ingesta de agua influye en que estos componentes de la orina no se diluyan adecuadamente ocasionando que se formen las piedras. Sin embargo es importante tomar en cuenta que hay personas que tienen una predisposición genética a formar cálculos en los riñones. Los cálculos renales pueden quedarse alojados en los riñones, uréteres, vejiga y uretra.

Existen condiciones metabólicas como la diabetes, la obesidad que han llevado a que la cantidad de pacientes con cálculos renales se haya triplicado durante los últimos 20 años.

Los cálculos renales pueden afectar a cualquier persona siendo más frecuente en hombres y en aquellas que llevan un estilo de vida sedentaria.

Síntomas de piedras en el riñón

La intensidad de los síntomas dependerá del tamaño que tenga el cálculo. Si la piedra se aloja en los uréteres pueden obstaculizar la circulación de la orina provocando que el riñón se inflame y que el uréter sufra de espasmos ocasionando al paciente un dolor muy intenso. Si esto ocurre se podrían presentar los siguientes síntomas: 

  • Dolor muy agudo e intenso en la espalda baja
  • Dolor que se irradia hasta la ingle y la parte baje del abdomen
  • Molestias y mucho dolor al evacuar la orina a través de la uretra
  • Cólico renal
  • Dificultad para orinar
  • Presencia de sangre en la orina
  • Náuseas y vómitos
  • Presencia de orina turbia y olor desagradable
  • Fiebres en casos de infecciones urinarias
  • Sangre en la orina

También te puede interesar: Alimentos que contienen magnesio

Los cálculos o piedras en el riñón suelen acompañarse de infecciones de vías urinarias las cuales tienden a ser de repetición. Esto debido a que las bacterias o microorganismo que esta condicionando la infección tiende a adherirse los cálculos. Cuando la litiasis o cálculo renal se encuentra en una etapa avanzada puede favorecer el desarrollo de hipertensión arterial.

A largo plazo tener cálculos en los riñones puede ocasionar insuficiencia renal y esta como tal es una causa de trastornos de la sexualidad.

Diagnóstico

Se estima que entre el 10 y un 12 porciento de la población sufre un episodio de esta enfermedad en algún momento de su vida. Para obtener el diagnóstico el médico indicará análisis de orina y de sangre con el objetivo de observar los niveles de las sustancias relacionadas en la orina.

Tratamiento para cálculos renales

Hay muchas maneras de manejar los cálculos renales y principalmente va a depender de la localización, del tamaño, incluso de la densidad de los mismos.

Endoscópico

En general el tratamiento que se realiza hoy en día, es endoscópico, mínimamente invasivo y se le conoce como Ureterolitectomia Endoscópica, que es por el uréter sacer los cálculos, fragmentarlos. 

Cirugía

Cuando se necesita cirugía para resolver la enfermedad de la piedra en los  riñones por lo general se recomienda a nivel mundial realizar cirugías mínimamente invasivas ya sean por vías endoscópica o por vía laparoscópica. Actualmente la cirugía abierta para tratar los cálculos renales es cosa del pasado.

Litotripsia extracorporea

Consiste en el bombardeo del cálculos desde el exterior. Se focaliza el cálculo, se fragmento y luego aquellos fragmentos van a salir por la vía urinaria en forma espontánea. La recuperación de estas cirugías es bastante rápida, en general es una noche hospitalizado y el paciente recupera su actividad normal laboral muy rápido.

Medicamentos

Mientras más cerca se encuentren de la vejiga y uretra más fácil será expulsarlos a través de la orina mediante el uso de fármacos.

Magnesio

Está comprobado que la ingesta del mineral de magnesio puede evitar significativamente la formación de cálculos en los riñones. Las formas en que mejor es absorbido el magnesio por nuestro cuerpo es a través de Citrato de magnesio o Cloruro de magnesio.  Ambos compuestos los podemos obtener en establecimientos de supermercados, farmacias o compras por internet.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *