El cáncer

El cáncer

Nuestros cuerpos contienen billones de células altamente especializadas y cada una de ellas tienen genes responsables de regular su crecimiento y división. Pero cuando un cambio genético altera este proceso, las células comienzan a crecer y dividirse sin control, y de esa manera, se convierten en cáncer. Los cambios genéticos que provocan cáncer generalmente ocurren con tres tipos de genes: Protooncogenes que le indican a la célula que crezca y se divida, genes supresores tumorales que le indican a la célula que deje de dividirse y los genes reparadores de ADN que conservan y mantienen los códigos genéticos. Los cambios en estos genes llevan a un crecimiento celular anormal y provocan masas de tejidos denominados tumores.

Tipos de tumores y metástasis

Los tumores pueden ser benignos, esto quiere decir que permanecen en un mismo lugar o malignos o sea que se pueden diseminar. A través de un proceso denominado metástasis, las células de un tumor maligno se rompen, viajan por el cuerpo y comienzan a formar tumores en otras regiones. Cuando esto ocurre, el cáncer se vuelve metastásico y es más peligroso.

Hoy en día el cáncer se encuentra entre las primeras causas de muerte junto con las enfermedades cardiovasculares como los infartos o las cerebrovasculares como el ictus y el alzhéimer o enfermedades respiratorias. El cáncer no es solamente una enfermedad sino un grupo de más de 100 enfermedades.

Normalmente las células humanas crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células normales envejecen o se dañan mueren y células nuevas las reemplazan.

¿Qué es la apoptosis?

Una instrucción que tienen en común casi todas las células por ejemplo es que si su ADN se daña deben auto destruirse mediante un proceso llamado apoptosis para evitar que la célula se siga replicando y traspase a las células hijas esa información defectuosa.

También te puede interesar: Apendicitis

La apoptosis es un mecanismo ordenado de destrucción o muerte celular  programada, sin embargo en el cáncer este proceso ordenado se descontrola. En el cáncer cuando se producen mutaciones o errores en el ADN de una de estas células deberían destruirse por apoptosis ¿no? pues sí pero en el cáncer este mecanismo está dañado y esto provoca que las células se repliquen sin parar. No dejan de replicarse incluso cuando han perdido su función, tienen los frenos estropeado y le pasan estos mismos errores a sus células hijas que perpetúan el proceso.

Cuando muchas de estas células se juntan forman tejidos que no deberían estar ahí que están ocupando un espacio que no les corresponde, esos tejidos son tumores y al crecer en cualquier sitio provocan problemas por ejemplo por comprimir estructuras vecinas. Por eso un cáncer de esófago que comprima al esófago puede provocar disfagia, osea que, la persona no pueda tragar o un cáncer de tiroides que comprima la tráquea y hacer que la persona no pueda respirar.

Aunque no todas las causas son evitables se estima que aproximadamente la mitad de todas las muertes por cáncer pueden evitarse adoptando hábitos saludables, pero como no todos los hábitos son igual de importantes vamos a contar los más destacables.

Medidas para prevenir el cáncer

El primero es no fumar y es que el tabaco es la principal causa de muerte evitable del mundo; no se trata sólo de que cause cáncer es que también contribuye a muchísimas enfermedades más el alcohol es otra de las grandes causas que se han vinculado con el desarrollo de varios tipos de cáncer. Toma alcohol con moderación o mejor aún no bebas.

Como segunda medida evita en lo posible el consumo exagerado de carne rojas, con esto disminuirás las probabilidades de contraer cáncer de colón. Trata de llevar una dieta equilibrada, incluye mucha verdura y productos frescos en tu dieta, evita los alimentos procesados y las bebidas azucaradas. Haz ejercicio regularmente, no necesitas salir a correr largas distancias ni castigarte en el gimnasio basta con caminar todos los días y evitar el sedentarismo.

Si tienes un bebé procura darle el pecho, la lactancia es un factor protector, es decir te protege de desarrollar cáncer de mama cáncer. Evita exponerte por largo períodos de tiempo al sol y si lo haces asegúrate de usar siempre un buen protector solar.

Tratamientos contra el cáncer

Al día de hoy existen muchos tratamientos para los distintos tipos de cáncer cirugía radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, terapias dirigidas, hormonales terapias génicas, láser y un montón más. Pero el tratamiento con mejor pronóstico es sin duda detectarlo a tiempo, prevenir es mejor que curar, por ello vamos a darte una serie de pautas: a partir de los 35 años acude a tu médico al menos una vez al año para un chequeo rutinario.

Si te sale una mancha extraña en la piel acude a tu médico de cabecera, si eres una persona con muchos lunares acude con más frecuencia para que te los vigile. Acude a tu médico a partir de los 50 para realizarte un cribado de cáncer de colon mediante un test de sangre oculta en las heces, si sale positivo tu médico puede considerar la necesidad de hacer una colonoscopia. Esto nos permite diagnosticar tumores de colon y recto en fases precoces que tienen un gran índice de curación.

Para las mujeres existen también programas de cribado como el de cáncer de cuello uterino. A partir de los 50 años de edad los hombres deben hablar con su médico sobre las ventajas y desventajas de someterse a las pruebas de detección de cáncer de próstata.

Por último las vacunas ayudan a reducir el riesgo de cáncer, la vacuna contra el virus del papiloma humano ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino, la vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado. Todos estos datos son orientativos pueden existir factores de riesgo genéticos añadidos si hay antecedentes familiares y por ello en ocasiones se debe acudir al médico antes de la edad indicada y de manera más asidua.

En última instancia te recomendamos confiar siempre en tu médico gracias a la detección precoz los avances en investigación y la promoción de la salud adoptando hábitos de vida saludables podemos ir reduciendo la tasa de mortalidad por cáncer año tras año

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *