Las 4 enfermedades de transmisión sexual más importantes

Enfermedades de transmisión sexual

 ¿Qué son enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual son enfermedades que pueden transmitirse de una persona a otra a través del contacto sexual. El contacto sexual puede ser cualquier tipo de contacto sexual, incluido el vaginal, anal u oral.

Gonorrea

Los síntomas por gonorrea aparecen de 2 a 5 días después de la infección y son similares en hombres y en mujeres.

En los hombres, los síntomas por gonorrea aparecen en la zona de la uretra y se caracterizan por:

dolor al orinar

secreción amarilla del pene

comezón en el pene

Dolor o rigidez en los testículos.

Los síntomas de la gonorrea en las mujeres incluyen:

dolor al orinar

partes amarillas o verdes del área genital

dolor vaginal o pélvico

Dolor durante el contacto sexual o las relaciones sexuales

menstruación irregular

Dolor de cabeza

Dolor muscular

Síntomas de resfriado.

La gonorrea que no es medicada puede originar molestias. En hombres, la gonorrea no tratada puede causar:

Dolor y rigidez de las articulaciones

Infertilidad

Infección de la próstata.

En mujeres, la gonorrea no medicada puede producir:

Infección de las trompas de Falopio

Complicaciones durante el embarazo

Infección pélvica crónica

Infertilidad

Dolor y rigidez de las articulaciones.

La gonorrea puede diseminarse la sangre y provocar sepsis, que es una infección grave del torrente sanguíneo.

También te puede interesar: Tratamiento del herpes genital

Tratamiento

El tratamiento de la gonorrea consiste en el uso de antibióticos orales y/o inyectados.

Los antibióticos más usados para combatir la gonorrea incluyen:

Ceftriaxona, que se aplica con inyección en el muslo

Ciprofloxacino, en la que se usa una pastilla de forma oral

Ofloxacino, se usa una tableta oral

Levofloxacino, que se administra como una tableta oral

Azitromicina, en la que se utiliza una tableta oral.

Los resultados de los exámenes para detectar gonorrea deberían estar listos en 1 a 2 días. Si el diagnóstico es positivo, es indispensable contactar a un especialista.

Sífilis

La sífilis está conformada por cuatro estadios los que varían dependiendo la etapa en la que se encuentre la enfermedad.

Estadio 1: sífilis primaria

Los síntomas de la primera etapa de la sífilis se denominan chancros sifilíticos, que se observan en las partes del cuerpo donde se ha propagado la enfermedad. Los chancros sifilíticos son llagas indoloras o llagas en la piel o las membranas mucosas. Los chancros sifilíticos pueden aparecer en la uretra, la vagina, el recto, la boca o el ano. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

El chancro sifilítico puede acompañarse de fiebre y linfadenopatía. Los ganglios linfáticos que pueden estar inflamados se encuentran en el cuello y la ingle.

Estadío 2: sífilis secundaria

Los síntomas de la segunda etapa de la sífilis aparecen unos meses después de que aparece el chancro sifilítico. Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen:

erupción cutánea

Llagas en la boca

Dolores de cabeza

Dolores musculare

Fiebre

Dolores articulares

Ganglios linfáticos inflamados

Fatiga

Náuseas

Vómitos

Diarrea

Pérdida de apetito.

La sífilis secundaria puede durar de 2 a 6 semanas.

Estadio 3: sífilis latente

El tercer estadio de sífilis se forma luego de algunos meses de aparecido el tercer estadio. Los síntomas de la sífilis latente no se observan durante este estadio.

La sífilis latente puede durar hasta 10 años.

Estadio 4: sífilis terciaria

Los síntomas en el cuarto estadio suelen suceder posterior a los 10 años de infección.

En este estadío los síntomas se caracterizan por:

Dolores articulares

Dolores musculares

Diarrea

Dolores de cabeza

Pérdida de apetito

Náuseas

Vómitos

Dolor de estómago

Dolores de espalda

Síntomas del resfriado

Convulsiones

Parálisis

Problemas de memoria

Pérdida de coordinación.

Tratamiento

La sífilis esta tratada básicamente con medicamentos y los más usados son:

Penicilina

Doxiciclina

Eritromicina

Ceftriaxona

Azitromicina

Por tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, todos los pacientes afectados con sífilis tienen que ser sometidos a un tratamiento con fármacos.

Es de suma importancia que de confirmarse la de presencia de sífilis en un paciente es necesario localizar a todos aquellos individuos con las que has tenido relaciones sexuales.

Algunas personas con sífilis pueden necesitar hospitalización.

Herpes genital

Síntomas

Generalmente los efectos por herpes genital suelen aparecer en la zona donde se origina la infección. Los síntomas del herpes genital pueden incluir:

Descamación de la piel

Irritación de la piel

Diarrea

Herpes labial

Inflamación de la garganta

Fiebre

Dolores musculares

Dolores articulares

Dolores de cabeza

Dolor de garganta

Dolores abdominales

Náuseas vómitos.

Los síntomas por herpes genital pueden prolongarse de 1 a 2 semanas.

El herpes genital podría ocasionar molestias en las mujeres en cinta.

Tratamiento

El tratamiento del el herpes genital consiste en el uso de medicamentos antivirales.

Los fármacos antivirales usados para combatir el herpes genital incluyen:

Valaciclovir

Aciclovir

Famciclovir

Los fármacos antivirales  para tratar el herpes genital deben ser usados lo antes posible luego de la aparición de los primeros síntomas.

Virus del papiloma humano (VPH)

Síntomas

Los síntomas del VPH aparecen en el lugar donde se originó la enfermedad. Los síntomas del VPH pueden incluir

Verrugas genitales

Comezón de la piel

Dolor en la piel

Inflamación de la garganta

Fiebre

Dolores musculares

Dolores articulares

Dolores de cabeza

Dolor de garganta

Dolores abdominales

Náuseas

Vómitos.

Los síntomas del VPH pueden durar de 1 a 2 semanas.

Tratamiento

Entre los tratamientos para el VPH incluyen:

Crioterapia, que es un método que consiste en congelar la verruga usando nitrógeno líquido

Circuncisión, es un tratamiento en el que se extirpa el prepucio del pene.

Estos tratamientos deben ser aplicados con prontitud posterior a la aparición de los primeros síntomas del VPH.

Pruebas y diagnóstico

Existen diferentes exámenes que se utilizan para diagnosticar las enfermedades de transmisión sexual. Estas pueden detectarse mediante pruebas de detección, que incluyen:

cultivo

Examen microscópico

Serología

Prueba de anticuerpos

Antígeno

Amplificación de ácido nucleico.

Es posible que se requieran varias pruebas de laboratorio para detectar las ETS.

Existen pruebas de detección en línea para diagnosticar las enfermedades de transmisión sexual, sin embargo estas podrían no ser tan precisas o confiables.

La mejor manera de saber si tiene una ETS es consultar a su médico, ya que él o ella puede diagnosticar una ETS a través de un historial médico, un examen físico y pruebas de laboratorio.

Prevención

La mejor forma de evitar las enfermedades de transmisión sexual es no tener relaciones sexuales.

Entre las medidas a tomar para prevenir estas enfermedades tenemos:

Uso de un condón

Uso de un diafragma

Utilización de un espermicida

Uso de una esponja

Utilización de un método de anticoncepción hormonal

Uso de un método de anticoncepción de barrera.

Las enfermedades de transmisión sexual se pueden evitar practicándose exámenes de manera muy temprana.

Enfermedades de transmisión sexual no curables

Existen enfermedades de transmisión sexual que no tienen cura y estas son:

Virus del papiloma humano (VPH)

Herpes genital

Sífilis

Aunque estas enfermedades no tienen cura pueden ser controladas con fármacos, ya que de no se tratarse podrían traer complicaciones al paciente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *