Síntomas de apendicitis

Síntomas de apendicitis

¿Qué es la apendicitis?

Es una inflamación e infección del apéndice fecal, que es una tripa que tenemos al final de nuestro intestino grueso, de nuestro colon derecho. Esta tripa se infecta por múltiples razones, una de ellas es simplemente que su luz, es decir, la parte interna del apéndice se obstruye con los productos fecales que van discurriendo por nuestro intestino, al obstruirse las bacterias que hay en su interior que están viviendo de forma normal, empiezan a proliferar, a crecer de forma descontrolada y causen una infección.

Ese trocito de tripa que mide aproximadamente entre 5 y 8 centímetros cuando se inflama y se infecta lo que va a provocar es el síntoma típico de la apendicitis, que es el dolor en el lado derecho e inferior de vuestro abdomen. Lo que conocemos como fosa ilíaca derecha, además va a provocar los otros síntomas típicos, como es una infección, esto nos provocará fiebre, náuseas y vómitos.

Este dolor, que es el síntoma típico de la apendicitis, es continuo, a diferencia de otros dolores que ocurren en esta fosa iliaca derecha, por ejemplo el del cólico nefrítico, que sube muy fuerte muy fuerte arriba y luego deja descansar al  paciente, en el caso de la apendicitis no es así. El paciente nota dolor  continuamente y si le tocamos en esa zona le va a doler muchísimo más.

También te puede interesar: Herpes genital

Pero no siempre que tengas un dolor en la fosa ilíaca derecha, en el lado derecho del abdomen, querrá decir que tengas una apendicitis. Hay otros muchos  diagnósticos que cursan más o menos con los mismos síntomas, con dolor, un poquito de fiebre, y esas náuseas y esos vómitos como pueden ser: los cólicos nefríticos, en las mujeres, problemas ováricos, roturas de folículos, torsiones.

Apéndice
Apéndice

Sígnos de apendicitis

El médico es el único que podrá determinar según las diferentes pruebas diagnósticas si padecéis de apendicitis u otra patología. En caso hipotético, supongamos que llevasen en casa más de 6 horas con este dolor, que es continuo, tienes náuseas, poco apetito, empiezas con un poquito de fiebre y finalmente decides ir a tu médico especialista.

Diagnóstico

Una vez determinados los síntomas de apendicitis o signos se procederá a realizar diferentes pruebas para confirmar si se trata o no de un caso de apendicitis. La básica es una analítica, donde se verá que tus glóbulos blancos se han elevado para atacar la infección, sin embargo puede que se te realicen otras pruebas.

El diagnóstico de la apendicitis es fundamentalmente clínico, es decir con los signos y los síntomas que presenta el paciente junto con las pruebas del laboratorio, se podrá determinar si es una apendicitis.

En el caso de que haya dudas o se sospeche que puede ocurrir otra patología, como se ha comentado, se solicitarán algunas pruebas de imagen. Habitualmente la ecografía o un escáner.

Tratamiento de la apendicitis

Una vez que se haya determinado que el paciente tiene una apendicitis, el tratamiento fundamental es quirúrgico y se tendrá que operar en las próximas 24 horas. El tratamiento quirúrgico puede ser de dos formas diferentes, por la vía tradicional, donde se hace un incisión en el abdomen y se extrae el apéndice o por vía laparoscópica. Depende de la fisonomía del paciente y de la sospecha diagnóstica el que se emplee una u otra vía. Las dos van a tener el mismo resultado, que es quitar el apéndice que está inflamado e infectado

Si luego de la operación no se presenta una peritonitis, la recuperación suele suceder en 24 horas, el paciente podrá irse a casa. En caso de que se dé una peritonitis se recurrirá al uso de un antibiótico extra para terminar de controlar la infección y el paciente deberá permanecer más tiempo en la clínica u hospital..

A modo de resumen, podemos decir que la apendicitis puede presentarse tanto  en hombres o en mujeres y en cualquier etapa. La apendicitis se caracteriza por un dolor típico localizado en fosa iliaca derecha, cuyos síntomas son: náuseas, vómitos, pérdida de apetito y fiebre.

Esta patología solamente debe ser diagnosticada por un médico especialista mediante el uso de ecografía o escáner. Solamente hay dos formas para tratar la apendicitis y es a través vía tradicional o vía laparoscópica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *